El follar de un implante dental puede ser una causa multifactorial (mala higiene, no cumplir las indicaciones del profesional, mala técnica quirúrgica, mal planteamiento sobre el tratamiento…)

Existen factores de riesgo claves para el fracaso de los implantes:

– El bruxismo, especialmente si los dientes del maxilar opuesto son dientes propios o prótesis fija.

– El tabaco.

– La mala higiene.

*La complicación más común es la que tiene que ver con el estado de los tejidos que rodean el implante, siendo la pérdida de la integración de éste la principal de ella.

La periimplantitis se define como un proceso inflamatorio que afecta a los tejidos que rodean a un implante dental y que ocasiona una pérdida del soporte óseo en el que se ha integrado.

Si el problema inflamatorio afecta únicamente a los tejidos blandos, se denomina mucositis periimplantaria (sin pérdida ósea) pero si no se trata a tiempo puede originar una periimplantitis (inflamación con pérdida ósea).

 

 

La mayoría de infecciones se diagnostican en el primer mes tras la colocación de los implantes y reducen a la mitad el porcentaje de éxito, porque aunque no se pierden todos los implantes, con frecuencia producen pérdida de hueso periimplantario. La buena preparación del paciente y el uso de profilaxis antibiótica reduce el riesgo de infección.

*También podría ser una complicación la rehabilitación protésica, aflojamiento de tornillos, la fractura de la porcelana, la fractura de los componentes protésicos, el posible mal ajuste de las estructuras, etc. Para prevenirlas es fundamental seguir un protocolo de diagnóstico y tratamiento y contar con un buen laboratorio de prótesis y usar férula de descarga.

 

*Los problemas estéticos están relacionados con una incorrecta planificación del caso que impiden conseguir el resultado final esperado.

*Una complicación infrecuente pero muy angustiosa para los pacientes son las lesiones nerviosas y el dolor neuropático tras la colocación de los implantes. Se pueden prevenir mediante un buen diagnóstico y una actuación cautelosa, conociendo el perfil de pacientes, generalmente mujeres mayores de 60 años.

En definitiva, recomendamos que para una colocación de implantes, se escoja a un profesional cualificado. Es preciso hacer tratamientos previos a la cirugía, como: tratar las caries o enfermedad periodontal e instaurar una buena higiene. También es preciso un buen diagnóstico, que se basa en una correcta historia clínica acompañada de las pruebas complementarias pertinentes, como puede ser un TAC dental. Además el paciente debe comprometerse a seguir un mantenimiento adecuado, con revisiones e higienes periódicas.

CLÍNICA DENTALMAL