96 287 97 32 info@dentalmax.es

Que es la halitosis y cual es su tratamiento

La halitosis o mal aliento es una de las causas de rechazo social más comunes. En muchas ocasiones
el paciente no consigue deshacerse de él con ningún tipo de producto. Esto sucede cuando no se ha
diagnosticado correctamente el tipo de halitosis y por tanto no se ha aplicado el tratamiento adecuado.
Se han realizado múltimples clasificaciones siguiendo diferentes criterios. En este artículo
mencionaremos una clasificación básica y su tratamiento.

· Primaria: el aire ya viene con mal olor desde los pulmones debido a medicamentos o alimentos
tomados. Incluso en pacientes que están realizando dieta para adelgazar, ya que los ácidos
grasos libres son transformados por las células hepáticas en cuerpos cetónicos, que son
excretados por los pulmones.
· Disminución del flujo salival. La propia saliva «limpia» la boca de forma permanente. Situaciones
como estrés, alteraciones en las glándulas salivales, compromiso articulotemporomandiblar en el
nervio trigémino, ciertos medicamentos como antiepilétpicos o antidepresivos, quimioterapia,
provocan boca seca, ,síndrome de Sjögren… Será por tanto necesario revisar el estado de las
glándulas salivales para determinar si existe alguna obstrucción o anomalía en su funcinamiento
y tratarlos de manera urgente.
· Específico: por la ingesta directa de alcohol o alimentos causantes de mal olor como cebolla,
ajo…Durante la digestión de estos alimentos se producen vapores sulfonados.
· Origen pulmonar o aparato respiratorio: tuberculosis pulmonar, abceso pulmonar,
bronquiectasia, bronquitis…

· Aumento de estrógenos. Es posible en tratamientos hormonales y durante la ovulación de la
mujer. En este momento las bacterias aprovechan la gran descamación de células mucosas para
alimentarse provocando emision de gases malolientes.
· Enfermedades sistémicas. Existen ciertos síndromes que cursan con la halitosis como uno de
sus signos . Diabetes mellitus en estadios de cetosis.
· Origen gastrointestinal: es muy raro, pues los gases del tractos gastrointestinal superior no se
mezclan con el aire espirado. Solamente percibiremos mal olor cuando hay un problema mayor
como: divertículos esofágicos, hemorragia del aparato gastrointestinal, infeccion con helicobacter
Pilory, cirrosis hepática, hernia de hiato, estenósis pilórica o reflujo esofágico. Estos casos
deben ser remitidos al médico especialista para su tratamiento (medicina interna o
gastroenterólogo)
· Origen nasal: goteo, amigdalitis, sinusitis crónicas y obstrucción nasal. El otorrrinolaringólogo
tratará el problema.
· origen Bucal: el más frecuente. Es provocado por bacterias anaerobias Gram negativas las
cuales generan azufre volátiles (mercaptano de metilo y Sulfato de hidrógeno) y algunas de ellas
ácidos grasos volátiles. Estas bacterias necesitan nichos y sustrato para su supervivencia. Se
deben controlar obturaciones «empates» desajustados, problemas de encias inflamadas o
periodontitis, prótesis desajustadas, higiene del dorso de la lengua y presencia de cálculo o sarro
sobre los dientes, infecciones activas en uno o varios dientes o zonas de la boca. En este caso
solventaremos el foco de origen del mal olor de forma localizada o generalizada, tratando la
infección dental o la infeccion de encias con tratamiento periodontal.