Odontopediatría

Desarrollo  y equilibrio

El fundamento de visitar la clínica para un niño es que vamos a detectar si se está produciendo algún problema en su desarrollo, en el momento ideal, cuánto más joven mejor, para poder realizar el tratamiento más excelente que hay…la prevención.

Esperar nunca conduce a prevención.

Cuándo puede aparecer la primera caries del niño

La caries puede producirse desde el primer instante en que aparece el primer diente en boca. Es la llamada “caries de biberón”, provocada por la leche del biberón o cualquier sustancia impregnada en el chupete. Por ello, es conveniente empezar a limpiar los dientes con una pequeña gasa húmeda y empezar a realizar revisiones de los dientes, desde el primer año de vida. Y a partir de ahí cada seis meses.

¿Es suficiente que lo vean los padres o el médico de cabecera?

El diagnóstico preciso de una caries lo debe realizar siempre un dentista. Si se deja en manos de otro tipo de profesional se pierde mucho tiempo, ya que la caries ya ha “agujereado” la muela y suele ser tarde para realizar un tratamiento conservador.

¿Se tratan las caries en los dientes de leche?

Las caries se trata según la profundidad de la misma con diferentes tipos de tratamiento:

  • Obturación (empaste)
  • Pulpotomía (eliminación del tejido nervioso de la corona del diente y no de la raíz)
  • Corona perfomada (si la destrucción dental es muy grande) para poder masticar
    y mantener el espacio así poder evitar en la medida de lo posible futuros
    tratamientos de ortodoncia.
  • Extracción dental, si la infección ha destruido las raíces del diente. En ese caso
    hay que poner SIEMPRE un mantenedor de espacio para evitar que se pierda el
    espacio necesario para la correcta ubicación del diente permanente.
  • Pulpectomia (eliminación de la totalidad del tejido nervioso del diente)
  • Extracción dental, si la infección ha destruido las raíces del diente. En ese caso hay que poner SIEMPRE un mantenedor de espacio para evitar que se pierda el espacio necesario para la correcta ubicación del diente permanente.

Que pasa si no se trata el diente de leche?

Cuando la caries progresa afectará al diente permanente y puede salir con manchas o deformaciones. Por ello NUNCA debemos dejar un diente de leche sin tratar.

Limpiar los dientes con una gasa humdecida el primer año de edad. A partir de los dos años, cepillar con un cepillo de cabezal pequeño y cerdas suaves. Pasar el cepillo con delicadeza después de cada comida con la cantidad de pasta de una lenteja.

Fluorización: en el esmalte dental hay cristales de hidroxiapatita y combinado con el flúor formará la flúoroapatita, mineral muy resistente contra la caries. Reduciendo la incidencia de caries hasta en un 50% (datos de la Organización Mundial de la Salud).

 

 

 

Afectación de otros órganos corporales

Si una caries no es tratada, provocaría pus una fístula. Esto significaría una infección en el organismo que puede provocar afecciones cardíacas en pacientes con problemas vasculares, cardiopatías congénitas o que hayan padecido fiebres reumáticas de pequeños.

Lo que NUNCA debemos hacer

No dormir con el biberón con líquidos que contengan azúcar, es decir cualquier líquido excepto el agua. No dar el chupete untado con ningún alimento. No dar zumos como sustiutos del agua.

Para tomar la decisión de si ya hay que poner aparatos ortodónticos, debemos examinar al niño cuánto antes para determinar su edad dental y esqueletal. Y determinar el momento preciso para “entrar”, para aprovechar su máximo potencial de cambio y que nuestro tratamiento sea el más efectivo y con los mayores factores de éxito. Se aconseja iniciar cuánto antes en los hábitos y aparatologías funcionales.